martes, 26 de octubre de 2010

ESOS LOCOS TERTULIANOS


















La charla del pasado viernes en la biblioteca Pla-Carolinas de Alicante no supondrá un paso de gigante en mi carrera literaria, pero creo que los que asistimos lo pasamos como un chino comiendo arroz.

La primera en intervenir fue Chelo Gisbert, que demostró que en el mundo de las letras no hay edad, que cualquiera que se lo proponga puede conseguir escribir un cuento desde la humildad y el trabajo bien hecho.

Luego habló Esther Planelles, una maestra que ha descubierto que la escritura no sólo sirve como medio de entretenimiento, sino también para enseñar valores.

Cuando me tocó a mí, llevábamos casi una hora de tertulia. Diversos temas que iban más allá de la literatura habían surgido de la forma más inesperada. Por eso, creí oportuno no extenderme demasiado. Hablé de la sorpresa que supuso la publicación de El Mirador, mi primer libro de cuentos, de la regularidad con que escribo actualmente, de las dificultades de distribución que he encontrado con mi editorial.

Tras el abandono de la animadora sociocultural por aburrimiento, escuchamos a Carmen Romero, joven promesa de las letras en nuestro país.

Me queda la sensación de que en este barrio necesitamos un lugar de encuentro para gente que sienta la necesidad de expresarse, sea a través de la literatura, sea por medio del rajar. Ojalá.

8 comentarios:

  1. Ya lo hemos encontrado, no sufras, exagerado mío (me encanta lo de "jóvenes promesas de las letras en nuestro país"). A ver si para la próxima podemos ir allí :)

    ResponderEliminar
  2. Encontrar un aliado, ver las huellas de otro rompiendo la monotonía, ayuda a seguir caminando, a continuar escribiendo.
    Las fotos son la muestra de que parece que habéis urdido un buen plan para seguir caminando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen,

    Veo que habéis estado conspirando a mis espaldas. Ya me dirás cuál es ese misterioso lugar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alicia,

    La gente inspira y mucho. Yo he descubierto que moverse entre soledad y sociedad es el equilibrio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo me lo pasé genial. Quedaron temas literarios por compartir y debatir, algunas cosas que me hubiera gustado preguntaros (quedan para las próximas tertulias). Pero da gusto charlar de todo con gente tan estupenda y con la que congenias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No, Liuva, de momento no tenemos negro que nos escriba. Eso es para autores de mayor prestigio como Fernando Sánchez Dragó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bonito encuentro entre escritores. Estoy segura de que disfrutasteis de lo lindo. Lástima que el barrio me coja un poco lejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hasta los amigos amiguísimos, Maribel, tienen su propia vida. Por otro lado, tenemos en común hijos de los que ocuparnos. Y, ante todo, una profesión que nos fascina.
    Tiempo habrá de coincidir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total