jueves, 30 de octubre de 2014

HALLOBLOGWEEN 2014























ESTRELLA

Fue en la película «Quesitos El Mono que se Masturba» donde la estrella de cine logró su máxima notoriedad. Ahora, mientras contempla en el espejo el vendaje que cubre su tórax, retrocede hasta su primera operación de pecho. En ella se sentía como el monstruo interpretado por Boris Karloff. Hoy está acostumbrada a pasar por el taller. Gajes del oficio. Últimamente, ha cumplido los treinta y no le llueven contratos como antes. Además, desde que la dejó su novio, se ha encaprichado de unos senos puntiagudos como sombreros de bruja. Le ha costado convencer al cirujano, que insiste en los peligros para su salud. Al cabo de un mes, sus conos de señalización son portada de revista.


Incluido en la antología El placer manda bajo el pseudónimo de Lobo López.

20 comentarios:

  1. Eso sí que es terrorífico, Jose, la obsesión por la cirugía, la falta de aceptación de la propia persona. Por cierto, los senos puntiagudos ya los puso de moda Madona, ¿no? Y seguro que no pasó por el quirófano.
    Pero lo que más miedo me ha dado ha sido el título de la película, aún tengo los pelos de punta.
    Muy bueno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja se ve que las ansias de notoriedad han podido más que su rudimentario sentido estético
    =)

    ResponderEliminar
  3. Oh! Es buenísimo, me ha encantado. Ciertamente, algunas disfunciones de la percepción son terroríficas.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Y algunos resultados son terrorificos.
    Que buen enfoque.

    ResponderEliminar
  5. ¡Horrrible!
    No existe miedo más real que la enfermedad mental, que como de cagar, nadie se escapa en estos tiempos de la cólera. Por eso, estos miedos son caldo de cultivo para el cine más terrorífico, aunque como crítica diré que el cine también alimenta mitos sobre psicopatologías que no son, en absoluto, comunes.

    Un abrazo horripilante.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por haber huido del terror y haber teñido de humor la propuesta juevera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Quién dice que humor y terror no casan bien?

    Cuantos complejos y trastornos psicológicos, que deberían ser tratados por especialistas, se esconden tras la cirugía estética… Pero hoy no toca hablar de eso, sino disfrutar del HALLOBLOGWEEN de este año.

    Me ha gustado mucho, Jose. Nunca decepcionas y siempre sorprendes.

    Feliz noche

    ResponderEliminar
  8. Un relato diferente... Pues bien, las inquietudes de cada uno son de cada uno, vamos, que si le gusta... hay para quien y cómo desee!
    Un micro que puede transmutar el susto y convertirlo en algo humorístico.
    Buen micro! Un gusto leerte!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. Un toque de humor para un tema que cuando se convierte en obsesión se torna bastante escabroso, hasta la pérdida de identidad y el no reconocerse en el espejo no paran. Y eso sí que es de terror.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Qué escabroso. Hasta dónde llegaremos. Muy buen micro. Un besin!
    Lala

    ResponderEliminar
  11. Jose, quien haya pasado el miedo de contemplar la luz de la parte superior de la camilla del quirófano por necesidad dudo que lo haga de nuevo por placer.

    Has dado un giro a la palabra terror sin derramar ni una gota de sangre. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Más que terror este relato es de horror, el que me produce pensar que si se pusieran de moda los senos en forma de cono, más de una pasaría por quirófano. ¿Hasta donde seremos capaz de llegar? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Es terrorífico perder el norte e ir en pos de una belleza que sólo existe en una mente habitada por el gusano de la necedad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Muy buen relato, diferente y eso gusta a la vez que enriquece.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Eso es terror a pie de calle, el pánico a envejecer.
    Muy original tu propuesta.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por vuestras lecturas. Todas han contribuido a afilar, si cabe más, el bisturí... digo la mina del lápiz. Me quedo con el piropo de Alicia, que demuestra que lo sangriento no es necesariamente terrorífico.

    Abrazos lobunos.

    ResponderEliminar
  17. Ser actriz, o modelo, o cantante, y ver cómo pasan las hojas del calendario, sí que es espeluznante.
    Gracias por participar en el Halloblogween.

    ResponderEliminar
  18. Escalofriante estado mental la de tu protagonista. La trama de horror es estupenda, sin necesidad de llegar a la perspectiva trivializante del gore. Un placer leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. humor y terror bien sumados .... ¡saludos José!

    ResponderEliminar
  20. Estoy segura de haber leído y comentado este relato la semana pasada porque me impactó su originalidad, sin embargo, al ver tu comentario en mi blog y repasar el tuyo para ubicarme, veo que no está ¿?...
    Pues lo dicho, que es aterradoramente original y quién sabe si no será posible en un futuro no muy lejano...

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total