sábado, 22 de febrero de 2014

ZAPATONES


















El mejor momento del día es cuando me quito la nariz frente al espejo de caballeros. A continuación me calzo las deportivas, y guardo la peluca y los zapatones en la maleta. Luego empiezo a desmaquillarme, lentamente. Hoy los niños han estado especialmente traviesos, y los padres, vaya cuajo, no se alteran. Uno de los pelones me ha dado un beso y aún me late en la mejilla.


Incluido en la antología El Mejor Momento, un libro editado por Letras con Arte.

12 comentarios:

  1. Al mismo tiempo me produce una sonrisa y un punto de tristeza. Siempre me pasa igual con los payasos. Como con la vida, por otra parte...
    Un micro precioso y emotivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reír es llorar hacia dentro, y el que ríe mucho es que tiene una pena muy grande.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hacer frente a la vida con la sonrisa inocente de un payaso para luego volverse hacia el espejo con una mirada diferente, más real.
    Coincido con María, es un micro precioso, desde el argumento hasta el urdido.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que nadie ve a la persona que se esconde tras el payaso, un ser de carne y hueso cascarrabias y sentimental.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Jose, a la vida a veces nos hemos de enfrentar con la máscara de un payaso mientras vemos como alrededor otros hacen de todo un verdadero circo.

    Efectivamente, bello texto aunque con un pequeño matiz agridulce.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo puedo evitar, cuando el mundo se pone de luto yo me pongo de fiesta. Y claro, la gente se mosquea.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ternura en estado puro. No dejas de sorprenderme.
    Felicidades por la merecida selección.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shhhhhhh... No se lo cuentes a nadie. Tengo una reputación que mantener.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ese beso late incluso en mi mejilla… Un micro muy emotivo, Jose Antonio, sin perder un ápice tu personalidad.

    Enhorabuena, no me extraña que lo hayan seleccionado.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa emotividad, que a vosotras os hace más fuertes, a nosotros nos hace sentir vulnerables. Por eso la solemos esconder. Estoy conectando con mi lado femenino.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Tal vez debiéramos ponernos esa nariz en más ocasiones. La sencillez y la ternura de un payaso al hacer reír a un niño es la misma que transmiten tus palabras. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra que digas eso. Si un escritor no me transmite nada, ya puede llamarse Pepito Pérez o escribir como Dios.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total